Inicio Conciertos y Live Paramore demuestran su frescura y madurez en Barcelona

Paramore demuestran su frescura y madurez en Barcelona [Galería]

Paramore arrancaba su nueva gira europea de 2018 con lo que ha sido su primer concierto en Barcelona. Ellos son uno de los grupos más conocidos, revolucionarios y hasta diría (ya) históricos del pop-punk. Paramore son la referencia de todos los grupos liderados por mujeres y Hayley Williams es el icono del women empowerment de este ámbito.

Hace más de 10 años del salto a la fama de este grupo de Nashville con su álbum Riot!, pero esta ha sido la segunda vez que han pisado España, después de casi 7 años de su concierto en Madrid. Los cambios de sonido del grupo desde ese Riot! hasta hoy han sido tan grandes como el ir y venir de los integrantes de la banda, pero la calidad siempre ha sido un básico en sus álbumes.

En un Sant Jordi club prácticamente lleno, el 7 de enero, abría la banda de Filadelfia Mewithoutyou con un directo intenso de rock experimental. Pasadas las 9 de la noche aparecieron Taylor, Zac y Hayley, acompañados del resto de músicos y empezaron lo que se convertiría en una fiesta con Hard Times, su primer single de After Laughter. Ignorance, uno de los himnos de Paramore, fue la única referencia a Brand News Eyes y la siguieron Still into you y una delicada y mágica Frogiveness, que demostró la sensibilidad musical y la apuesta por hacer cosas diferentes, más allá de ser iconos de la escena pop punk.

Con That’s what you getI Caught Myself volvieron a esos viejos tiempos en los que el grupo aún contaba con todos los integrantes. A continuación sorprendieron al público con el debut en directo de Pool, una de las canciones más sentidas de su último álbum. Después de algunos comentarios de Williams sobre cómo trabajaron para sacar su álbum homónimo en 2013, presentó “La única canción que no se contagió de esa ansia”, Hate to see your heart break.

Con el plafón circular que ocupaba la parte trasera del escenario, reflejando gráficos del último álbum, también Idle worship y No friend se estrenaron. Pero el gran momento de la noche llegó con la esperada Misery Bussiness, la canción que llevó a Paramore y al estrellato. Sin dejar que los ánimos recayeran, empezó Ain’t it fun, otra pieza de ese álbum homónimo que ya tenía el aire de tristeza alegre que se percibe en After Laughter y que ha dado al grupo un permio Grammy por la mejor canción rock.

Tras un breve encore, Hayley y os suyos volvieron al escenario con Grow up y cerraron la noche con Rose-colored boy. Una noche con pocas referencias a sus antiguos álbumes, que muchos deseaban con ansia después de años de espera para poder ver al grupo en España. Una noche que dejó a más de uno con ganas de más, pero con una duda menos: Paramore son uno de los grupos de rock alternativo del momento.

 

Crónica por Carla Barceló.

Fotografías por James Lomax

Agradecimientos a Live Nation

 

Comments

comments

Director Recovery Magazine España. Fotógrafo y redactor.