[Galería + Crónica] Welcome Summer

0

Astronomía y tradición. Dos vertientes que siempre se han enfrentado por el concepto del inicio del verano. Mientras que el primero suele situar el solsticio alrededor del 21 de Junio el segundo suele asociarlo a la mágica noche de San Juan del 23, fecha en la que se celebró el WELCOME SUMMER en la costa murciana.

Esta segunda edición ha superado en ambición ampliamente a aquella primera con VIVA SUECIA, VARRY BRAVA y SECOND, ampliando el recinto a los exteriores de la Discoteca Trips dotándole de un escenario extra, varias barras y una pequeña animación a cargo de varias marcas patrocinadoras. Por supuesto, la oferta musical se duplicó consiguiendo un cartel en el que mezclaban realidades consagradas del indie español como LORI MEYERS, ZAHARA o L.A. con promesas con mucho futuro y un gran presente como MORGAN, ANGEL STANICH y GLAS.

Además la jovialidad veraniega de M. DELACROIX, el subnopop de ANIBAL GÓMEZ, el indie de VINCENT VALERA y el dance de JUMPERS BROTHERS dieron inicio y fin a esta bienvenida al verano.

Había dudas sobre el nuevo formato del festival, la apuesta era arriesgada y la hora de inicio (7 de la tarde) en Murcia suele ser prohibitiva en estas fechas, pero la disposición y el tiempo acompañaron de manera agradable al arranque de festival. Una gran barra con precios populares (¡un gran abrazo a los responsables!), acompañada por varios foodtrucks sirvió de avituallamiento a los primeros asistentes de manera muy efectiva salvo momentos puntuales al comienzo cuando todo el mundo tiende a agolparse en la misma zona de la barra para la primera consumición.

DELACROIX daba los últimos tintes de su sesión, siempre original y bien escogida, cuando se acercaba la hora de que ZAHARA saltara al escenario. La jienense presentó en Murcia su nuevo formato acústico en el que gira con MARTÍ PERARNAU. Un formato muy íntimo, pero genialmente divertido, dinámico y lleno de pasajes mágicos. A sus canciones propias se les une en este repertorio tracks de su EP “Primera Temporada” que han funcionado realmente bien, como ese “Tuyo” de la banda sonora de Narcos o la onírica “Teardrop” de MASSIVE ATTACK. La inteligencia musical y emocional de ZAHARA lustra todo aquello que toca, estando en continua inquietud por buscar nuevas maneras de darle forma al arte.

Casi con inmediatez se preparaba el escenario para la salida de L.A. también en formato acústico. Con la única compañía de su guitarra eléctrica Luis Alberto Segura repasó todos sus trabajos, desde “Heavenly Hell” que puso su nombre en todos los carteles hasta el reciente “King of Beasts”. No necesitó nada más que él mismo para llenar todo un escenario, manteniendo a la gente clavada a los pies de éste recibiendo, una vez más, tremenda muestra de talento autosuficiente.

Confieso que empecé a escuchar a MORGAN hace dos semanas, enamorándome sin oponer resistencia de la voz de Nina de Juan. Ante registros así uno siempre tiene la curiosidad de ver el desarrollo de éstos en directo, y ahí me planté en primera fila cuando pasaban las 22 horas y la brisa del mar comenzaba a darle paso a la noche cerrada. Aproximadamente dos minutos tardé en despejar toda duda curiosa. De haber tenido sombrero me lo habría quitado ante esta banda en la que no solo la brilla la voz de Nina, la base rítmica trabajada por Ekain Elorza a la batería y Alejandro Ovejero al bajo hace de cimiento sobre el que cae todo el peso melódico que Paco López a la guitarra y David Schulthess aka “Chuches” con los teclados dibujan para que la pieza perfecta de Carolina remate con el soul de sus cuerdas vocales entre Aretha, Fiona Apple o Amy Winehouse.

El conjunto suena a soul, a gospel, a veces a la psicodelia moderna de WILCO o THE JAYHAWKS. Suena bien. Tremendamente bien. Gente joven, con ganas de hacer bien las cosas. Cercanos, con simpatía y con prudencia. Si su disco “Air” os va a parecer bueno os insto a que os informéis cuando pasan por vuestra ciudad, porque el directo os va a parecer incluso mejor.

En este punto conviene y merece recordar el buen sonido que, salvo momentos muy puntuales, gozó el escenario Verna durante las tres actuaciones, sorprendiendo gratamente a los más críticos.

Era entonces el momento de cambiar el tercio, darle portazo al escenario exterior de la Discoteca Trips y pasar al interior donde en breves minutos iba a comenzar GLAS su directo.

La joven banda murciana es un compendio de sonidos propios de cada uno de sus integrantes provenientes de VARRY BRAVA, THE LEADINGS, ADIÓS NICOLE y PURPLE ELEPHANTS, dejando una impronta que suena a vestigios de sus anteriores formaciones. El resultado es un autodenominado concepto de ‘indietrónica’ que viene a ocupar el hueco nacional junto con DORIAN, MENDETZ o DELOREAN. La idea es muy bailable y divertida, se agradece el soplo en un panorama atestado de ‘copypastes’ donde el indie más electrónico está cayendo en desuso. Pero no pareció entusiasmar más que a los fans que se dieron prisa por ocupar el interior de la sala Trips para disfrutar de uno de sus primeros festivales, se dejó oir fuerte el tema “Hoy Todo Puede Suceder” que tomó popularidad tras ser tomado para la Vuelta Ciclista a Murcia y que sirvió para recibir la bendición de bandas consagradas del panorama como DORIAN, LOS PLANETAS o CYCLE.

Era el turno de ANGEL STANICH y su banda, que sigue con la presentación de su “Antigua y Barbuda”. Como es común en el santanderino se vistieron de sarcasmo y sacaron a pasear ese lado lisérgico y mordaz del que nos tiene acostumbrados. Para el que no conozco a ANGEL les diría que metieran en una batidora a DYLAN, NEIL YOUNG y JOSELE SANTIAGO, mezclando el resultado con fina ironía y pasajes propios de las Road Movies americanas. El plato preparado es un directo sobrio, sin artificios, sin distracciones audiovisuales. Un cantautor que pretende que leamos su mensaje sin pararnos a mirar la foto de la postal. Las versiones en directo de “Carbura”, “Mezclaito”, “Señor Tosco” y “Mátame Camión” sonaron realmente compactas, consiguiendo una gran complicidad con el público con el que no paraba de ironizar que estaban ahí para coger sitio para ver a LORI MEYERS.

Y en estas que llegaron los granadinos, plato fuerte del festival. Siempre me va a parecer curioso el caso de LORI MEYERS. Tremendamente atractivos en festivales, curiosamente inexplorados en gira. Presentaron las canciones de su 20 aniversario, repasando toda su extensa carrera discográfica acompañados de un potente espectáculo visual. No faltaron, por supuesto, ninguno de sus hits cantados a coro desde la primera a la última fila: “Luces de Neón”, “Alta Fidelidad”, “Emborracharme” o “Mi Realidad” con un sonido más que digna a pies del escenario y más allá de la mitad de la sala. Se echó en falta una participación más activa de Noni con el público, con el que salvo contadas ocasiones apenas dirigió escuetas y tópicas frases, eso sí, sin desmerecer ni lo más mínimo su actuación, siempre profesional y genialmente ejecutada. Y es que los granadinos suenan como una máquina festivalera perfectamente engrasada.

Damos, por tanto, por bien recibido a este verano de 2018 esperando que el año próximo traiga un nuevo cartel tan completo como el de esta edición, manteniendo todas las buenas ideas con las que ha acertado la organización de este año.

Comments

comments