Inicio Conciertos y Live FIB 2018

[Crónica+Galería] FIB 2018

El jueves 19 volvíamos a estar bajo el sol de Benicassim para el comienzo del FIB 2018, uno de los festivales más populares del verano para el público español, y sobre todo para los británicos y extranjeros, quienes este año han alcanzado el 55% del total de asistentes. 

Esta edición multicultural, con asistentes de hasta 25 nacionalidades distintas, comenzaba con grupos españoles como Izal, Polock o Carolina Durante, mientras que del panorama internacional destacaban grupos como Pale Waves con su sonido característico, o Nothing but Thieves, que consiguieron llenar el escenario principal de Las Palmas tocando canciones como Trip Switch o Amsterdam.

Más tarde, lo mejor de la noche del jueves vino por parte de Two Door Cinema Club, quienes a pesar de no ser cabezas de cartel consiguieron acaparar más público que Travis Scott, donde desde la primera nota de Undercover Martyn dejaban claro que iba a ser un concierto lleno de energía, seguido de clásicos como This is the Life y Something Good Can Work, muy bailados por el público. En cuanto al cabeza de cartel, Travis Scott, a pesar de comenzar con media hora de retraso y echar a los fotógrafos del foso en la segunda canción, dio un directo muy animado acaparando a todo el público británico con una puesta en escena llamativa.

El viernes era el día que más expectativas nos generó, y a pesar de la cancelación de Rag n Bone man, a quien nos hubiera gustado que se le buscara sustituto, hemos de decir que la jornada del viernes no nos decepcionó y fue el más destacado. La tarde empezó con los galeses de Catfish and The Bottlemen y sus fieles seguidores británicos, dejando claro por qué se han convertido en uno de los nombres del indie rock británico más importantes de los últimos años, dando un concierto muy en su línea con canciones como Twice o Kathleen. Seguido de Catfish pudimos disfrutar de los londineses de The Vaccines, quienes nunca defraudan en directo, tocando sus clásicos como If you wanna o Post break-up sex con Justin Young demostrando su facilidad para enganchar al público desde el minuto cero.

También pudimos disfrutar de grupos como Tulsa, Sleaford Mods, La Plata o The Charlatans, además de descubrir a The Snuts, una sorpresa muy grata quienes creemos que en los próximos años van a ir conquistando cada vez más escenarios. Uno de los conciertos más esperados de la noche por parte del público español era el de C. Tangana, el rapero de moda en la actualidad, quien tocó en el escenario Visa con un puesto de escena que incluía motos y lanzallamas, dando un directo inolvidable.

Sin embargo, lo más grande de la noche, como no podía ser de otro modo, fue el concierto de The Killers, quienes abrieron con los temazos The Man, Somebody Told Me y Spaceman. El concierto fue principalmente un recopilatorio de sus greatest hits, con momentos muy emocionantes como cuando subieron a un chico del público a tocar la batería durante For Reasons Unknown o la aparición de Van McCann de Catfish para cantar junto a Brandon Flowers Read My Mind. Y como era de esperar, cerraron su concierto con el mítico Mr Brightside, coreado por todo el público.

El penúltimo día del festival lo comenzamos viendo a Los Punsetes, uno de esos grupos que te capta desde el primer momento gracias a su puesto en escena y un atuendo muy llamativo por parte de la cantante Ariadna. Seguido de estos, le tocaba a los ingleses de The Kooks, un grupo muy esperado por el público británico y quienes no defraudaron, llenando casi todo su repertorio con sus temas más clásicos como Ooh La, She Moves in Her Own Way o Naive, además de alguna canción de su quinto álbum que se publicará en agosto de este año.

El sábado también pudimos ver a los míticos Belle and Sebastian, que no defraudaron con temas como I’m A Cuckoo o The Boy With The Arab Strap,  y Pet Shop Boys con Domino DancingAlways On My Mind. Cerrando la noche estaban Metronomy, con una mezcla peculiar de electrónica y indie/pop, quienes levantaron al público con «The Look» y los también británicos Chase And Status, con una electrónica más drum and bass o dubstep.

El domingo, ya con el cansancio en el cuerpo de los días anteriores, teníamos cierta sensación de Deja Vú con Liam Gallagher, con la diferencia de que este año actuaba de cabeza de cartel, a diferencia de la edición del año pasado. Sin embargo, a pesar de un concierto bastante tranquilo, alguien de su calibre no podía defraudar con clásicos como Some Might Say, Wonderwall o Live Forever. También, volvíamos a ver a Bastille en Benicassim, con un cambio de look y una puesta en escena bastante psicodélica, con un ritmo que enganchó de principio a fin, desde Good Grief a Pompeii.

Madness fue una apuesta arriesgada del FIB, pero consiguió reunir público de todas las edades para un concierto entretenido, con temas como One Step Beyond o el muy esperado Our House que levantó a todo el público. De este domingo nublado, también destacar del panorama internacional Wolf Alice, con su sonido de rock sucio liderado por la cantante Ellie Rowsell, mientras que del panorama nacional Dorian, The Parrots y destacando Kitai, con una puesta en escena original llena de ritmo y energía.

El último día del FIB 2018 se cerró con el dúo electrónico de Justice en el escenario Las Palmas, quienes dieron una puesta en escena brutal y un cierre muy adecuado a uno de los mejores festivales nacionales e internacionales del año. 

Para el año que viene esperamos algunos nombres más grandes y apuestas nuevas dentro del rock, con algo más de variedad y menos repetitivo. Seguro que el 25 aniversario no decepcionará, como cada año el FIB es uno de esos festivales que no puedes no disfrutar. Si quieres reservar tu entrada, los abonos para el FIB 2019 se pondrán a la venta mañana.

Comments

comments

Director Recovery Magazine España. Fotógrafo y redactor.