[Reseña] The Story So Far – Proper Dose

0

Siempre que escuchaba alguna noticia relacionada con la banda The Story So Far, siempre me venía a la cabeza el mismo pensamiento: «uf, otra vez ese grupo pop-punk agresivo que solo habla del mismo tema». Y es que admito que el pop-punk es un género que, con los años, ha terminado por parecerme monótono y poco interesante. No obstante, bandas como los británicos Boston Manor, uno de los grupos más aclamados en este género en los 2010s y cuyo debut no me interesó lo más mínimo, han conseguido dar una vuelta de tuerca a su sonido, y su álbum más reciente me parece de lo mejor del año. Dicho esto, había leído que The Story So Far consiguieron crear algo diferente a sus anteriores trabajos, así que auriculares en mano, le di una oportunidad.

El primer dato a destacar en Proper Dose en comparación a sus anteriores trabajos es el cambio de tono, más suave y melódico, en la voz de Parker Cannon, y la producción, siendo esta última mucho más pulida en comparación los cantos agresivos en anteriores discos. La canción que abre el álbum, y que comparte el mismo nombre que este, es el perfecto ejemplo y, además, establece las bases de lo que será el resto del álbum.

Proper Dose demuestra que la banda no se quedó en la zona de confort y fue el sujeto de prueba para experimentar con un sonido más meloso y maduro sin dejar de añadir sus ya características melodías que bailan entre el pop-punk y punk rock. Out Of It y If I Fall ofrecen esto último, esa fina línea entre punk y hardcore, a pesar de no ofrecer nada nuevo líricamente, va a satisfacer a sus fans más old school. Sin embargo, otras canciones como Keep This Up muestra esa maduración que tanto buscaba en esta banda. Parker se abre sobre su lucha contra las drogas y otras sustancias, cómo esto le ha afectado tanto a él como a la banda, ya que estuvieron apunto de separarse, y muestra un rayo de esperanza con los últimos versos («Bet if you keep this up you’ll die here all alone. Yet you still fill your cup, nodding off now»)

En la recta final es donde, personalmente, se encuentra lo mejor que el álbum puede ofrecer. Line es otro soplo de aire fresco con su pausada y acústica, incluso casi ambiental, instrumentación mientras unos susurros acompañan de fondo. Growing On You es la típica balada que aparece en todo disco pop-punk solo que, a pesar de su título y ser una de las integrantes del disco que está mejor escrita, resulta algo densa y mal situada. Por suerte, Light Year cierra el álbum por todo lo alto reconociendo cuan rápido pasa el tiempo y cómo la vida avanzará sin ti si te quedas donde estás, siendo demasiado tozudo u orgulloso como para buscar ayuda.

Proper Dose es una experiencia, tanto para los fans más acérrimos como los nuevos. Es, sin duda, el trabajo más maduro y mejor escrito hasta ahora gracias al impecable uso de metáforas y simbología. Es, también, bastante experimental, véase la canción instrumental Line, rozando incluso lo ambiental en algunos casos. La agresividad y riffs estridentes son sustituidos por un rock más liviano e introspección que no será del gusto de los fans más old school. Sin embargo, gracias precisamente a eso, el quinteto californiano comparten un poderoso mensaje en forma de declaración de intenciones: hay que aprender a pasar página, lo bueno está por venir. Un álbum perfecto para escuchar al lado de la ventana mientras observas las ocres hojas del otoño caer.

Comments

comments

1995. Me gusta la música (duh!) y a veces toco el bajo y la armónica. Emo retirado. Coleccionista de beanies y vinilos. "You're a voice that never sings, is what I say".
SHARE