Inicio Conciertos y Live Vance Joy debuta en España y enamora al público

Vance Joy debuta en España y enamora al público

El australiano James Gabriel Keogh, al que todos conocemos como Vance Joy, pisó por primera vez nuestro país acompañado de su guitarra y ukelele el pasado 25 de octubre al haber hecho sold out tanto en Madrid, en el Teatro Kapital, como en Barcelona, en la Sala Bikini. La confirmación del artista invitado unas semanas antes del concierto fue ni más ni menos que el canadiense Scott Helman y su banda, que nos trajeron temas como Ripple Effect o Bungalow, entre otros.

Se trató de un tour anunciado el pasado 3 de noviembre con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, Nation of Two, que salió a la venta el 23 de febrero. En él podemos encontrar los singles que el propio Vance anunció vía Twitter: Lay It On Me, Like Gold, We’re Going Home, Saturday Sun y Call If You Need Me, todos ellos anunciados entre los meses de julio y febrero.

Tras lanzar su primer EP en 2014, Dream Your Life Away, especialmente con la canción Riptide, la popularidad del cantante aumentó. Esta canción recibió un premio a mejor canción ese mismo año, y en 2017 otro premio por la canción más interpretada. Más tarde, el cantante fue el artista invitado al «1989 World Tour» de la cantante estadounidense Taylor Swift en 2015.

El concierto empezó según lo previsto: a las 20:30 aparecieron Scott Helman y su banda, que también era su primera vez tocando en España, y nos hicieron aplaudir y saltar antes de que saliera Vance Joy. La acústica de la sala era bastante buena, pero hubo problemas de sonido durante el turno de la banda telonera canadiense: se acabó la batería del micro principal, lo que afectó al sonido de los instrumentos, que se escuchaban muy bajos, y a la voz de Scott, que tuvo que cantar a capella lo más alto que pudo parte de la canción Ripple Effect, mientras el público les animaba por no ponerse nerviosos debido a los contratiempos. Empezaron con Bungalow, y durante Cry dividieron la sala para que el público pudiera hacer los coros de la canción, acabando con PDA.

Vance Joy salió al escenario según lo previsto, a las 21.30, empezando con uno de sus singles: Call If You Need Me. Esta vez no le acompañó ningún miembro de la banda, ya que se incorporaron cuando sonó el último acorde de guitarra, indicando el final de la primera canción. A pesar de ser un recinto más grande, ya que cambiaron el concierto de la Sala Joy al Teatro Kapital, Vance nos hizo sentir en un ambiente muy íntimo: hizo contacto visual con muchos del público, dejó cantar parte de las canciones, habló con entre una canción y otra e introdujo a los miembros de su banda, que también hicieron un excelente trabajo. Mientras nos hablaba sobre su primera vez en Madrid y afirmaba que era un gran fan de la siesta, llegaba la última canción, esta vez, al ukelele: Riptide.

 

Comments

comments