El Mató A Un Policía Motorizado coronó diez años de carrera en España con una noche inolvidable

0

El jueves por la noche El Mató a un Policía Motorizado vivió una noche consagratoria en terreno español. A diez años de su primera visita, la banda Argentina agotó entradas para una fecha doble en el Ocho y Medio de Madrid.

En el año 2010 la banda de indie argentino llegó por primera vez a España para tocar en el festival Primavera Sound en Barcelona. Después de numerosas visitas a tierras europeas El Mató se ha consolidado como una banda de éxito por estas tierras. Pasando de los horarios más periféricos del festival catalán a convertirse en uno de los atractivos principales.

La ascendencia del sonido de este conjunto se puede ver, no solamente en la convocatoria que tienen a sus shows, sino en la influencia sobre el sonido de la nuevas bandas españolas. La mención a ellos en las letras de Carolina Durante y la producción musical por parte de Santiago Motorizado en el disco de Amaia son las dos pruebas mas fuertes.

Todo esto quedó de manifiesto en su show en el Ocho y Medio. Un público que agotó las entradas y llegó a la sala muy temprano para dejarse envolver en ese universo de distorsiones y melodías en loop que proponer la banda.

Un poco pasadas las 9 la banda subió a escena para comenzar un show de más de dos horas.  Se notaba entre sus risas cómplices y los chistes que se hacían entre ellos que no era una noche más. Fue la cosecha de muchos años de trabajo fuera de casa. Todo esto dió como fruto unas mil personas cantando sus canciones.

Santiago Motorizado es un frontman casi invisible, no hace grande movimientos en escena ni habla mucho. El resto de los músicos igual. Por este motivo la gran protagonista de la noche es sin ninguna duda la música.

Los argentinos llegaban a la territorio español para presentar “La Otra Dimensión”, el álbum de lados B de su obra máxima: “La Sinstesis O`konnor”. Su puesta en escena actual perpetua el camino de los últimos tiempos: con un escenario oscuro, proyecciones de visuales abstractas, luces zenitales rojas y blancas.

A lo largo de la noche se fueron sucediendo las canciones de toda su discografía. “Mas o Menos bien”, “El Tesoro” y “El Mundo Extraño” fueron las mejor recibidas por un público particularmente efusivo.

La alegría de los músicos no se percibió solamente en sus caras. Estuvo reflejada en que en el momento del final del show decidieron estirar su set con tres canciones fuera de programa. De esta manera se pusieron rápidamente de acuerdo para interpretar “Chica de Oro”, “El Fuego Que Hemos Construido” y “Chica Rutera”.

Comments

comments