“Tenemos Que Calmarnos” después de lo nuevo de Pol Granch

0

Salió de Factor X España, conquistó al jurado con canciones de Fréro Delavega e Izal. Dos años después, tiene en sus manos su primer álbum, Tengo Que Calmarme.

La canción que abre el disco debut del joven franco-español Pol Granch tiene el mismo nombre que el álbum en sí, y ya la conocíamos: fue uno de los sencillos –el quinto, para ser exactos– que dieron la bienvenida a este largo.

Humanos es una crítica a una sociedad sumergida en todo lo que el amor conlleva, bueno y malo. Se trata de una balada con un piano que va en crescendo al que se acaba uniendo una dulce acústica cuando llega el estribillo.

M Conformo es el segundo sencillo de Tengo Que Calmarme. A pesar de haber visto la luz el año pasado, esta canción no era ni mucho menos la guinda del pastel, ya que por ese entonces ni sus seguidores sabían que había un disco en camino.

Pol Granch no ha estado solo en este álbum. Ha contado con la mejor compañía posible para protagonizar (porque también hay un videoclip) En llamas. Estamos hablando de la ex-concursante de “Operación Triunfo” Natalia Lacunza; ambos artistas, de 21 años de edad, se encuentran ahora mismo en el punto de mira de todo el panorama nacional e internacional.

Arráncame la piel transmite un ambiente más urbano con ese beat de fondo y un punteo característico que ya se ha convertido en marca de la casa Granch, similar en canciones como Late o Perdón por las horas. Con un sello claro, pero sin asentarse en ningún camino concreto, el nuevo álbum del veinteañero es una caja de sorpresas.

De cerca le sigue Millonario, otro de los sencillos a modo de carta de presentación del álbum, cuyo adelanto fue ofrecido en directo en diciembre de 2019. Por aquel entonces, en palabras de Granch, la canción no estaba acabada, y su (media) interpretación dejó a más de uno con la miel en los labios.

Pizza fría es esa canción que te hace replantearte que la música de Granch no tiene cabida en un solo género. Se fusionan tecno, rap y sintetizadores, dando lugar a un séptimo tema demasiado versátil. Bravo.

“Tengo Que Calmarme” (Sony Music, 2020)

Estas dos últimas canciones transmiten tanta adrenalina que te entran ganas de volver a un estado más relajado. Momento perfecto para que suene El más caro, y cuando quieres darte cuenta, ya llevas más de la mitad del disco consumido.

 

 

“Cuando solo se trate de amar”, dice la letra; parece ser también el denominador común y el eje sobre el que giran muchas de las canciones del disco: el amor en general, los problemas en una relación, la necesidad de una buena comunicación y transparencia.

Cupido y Granch podrían haber unido fuerzas para escribir Chocolatito, pero nos quedaremos con ganas de ver esa colaboración. Con una clara influencia del rock psicodélico por parte de la banda y una amplia presencia de guitarras limpias a lo largo de los tres minutos de canción, líricamente hablando es una temática que combina a la perfección con la música.

Echar de menos a alguien es el tema principal de Martes 13. Con un piano de fondo y la voz ronca de Granch sobresaliendo, podría perfectamente tratarse de una canción junto al murciano Mori, pero también tendremos que esperar para escuchar ese dúo. “Cantando solo hasta las mil un martes / Encima es 13 y es abril / Mi pena crece y tú en París”. La letra habla por sí sola.

Te Quiodio fue otro de los sencillos que introdujeron el álbum. La toxicidad en una relación parece ser un tema tabú, pero Granch ha conseguido transformarlo en una canción pegadiza y que será cantada a los cuatro vientos cuando aparezca ante un escenario.

Héroïne parece haber sido el as bajo la manga de Pol Granch en Tengo Que Calmarme. Una canción al más puro estilo rock en francés que muestra al Granch más sincero cantando en su idioma materno.

La sensualidad de Rojo puro infierno cierra y pone un cero a la derecha del 1 que venía por defecto al principio del disco, convirtiéndolo en un diez, y porque más no se puede, que si no, sería un once.

¡No te pierdas cómo suena!

Comments

comments