Ghostpel – Música para la Nueva Normalidad [RESEÑA + ENTREVISTA]

0

La música siempre ha sido una vía de escape. Una forma de canalizar nuestras emociones y transformar nuestro interior en algo que todo el mundo pueda escuchar y sentir.

Los tiempos que hemos vivido han sido duros, pero algunas personas han sabido aprovechar toda esa densa niebla y concebirla como una inspiración. Como un nuevo pincel con el que crear algo bello.

Desde Galicia, Dani Cambeiro, que actualmente se encuentra trabajando en varios proyectos musicales, ha decidido usar esta confusión para dar vida a un viaje musical y visual a partes iguales.

Bajo el nombre de Ghostpel y con un objetivo más personal, Dani compone canciones conectadas por algún tema en común. En esta ocasión, su nuevo disco se ha nutrido  directamente de los oyentes al hacerlos partícipes y protagonistas. Con este contexto, la gente ha ido enviando fotos relacionadas con diferentes situaciones y momentos vividos durante el confinamiento para crear una base visual sobre la que inspirarse y componer las canciones. Como resultado, nace Música para la Nueva Normalidad, un EP de siete temas que plasma esta visión tan curiosa de esta vivencia.

A pesar de que todas las canciones tienen como denominador común un sonido procedente del dark ambient y el trip hop/donwtempo, cada tema sabe destacar en una dirección concreta. De esta forma, y en un cuidado equilibrio que no crea disonancia alguna, los diferentes elementos con los que juega cada canción se complementan de forma orgánica y natural.

Aunque el sonido de un delicado piano sea el encargado de guiarnos por los distintos cortes, Daniel no tiene miedo de incluir percusiones y ritmos muy marcados para dotar a los temas de energía y presencia. Además, tampoco teme usar bases de trap o reggaeton para crear un sensual juego entre los diferentes minutos del disco.

Es importante también destacar el aporte de diferentes instrumentos de cuerda, así como el uso de diversos sintetizadores e, incluso, el antaño pero reconocible sonido un antiguo vinilo girando.

La voz, como elemento aliciente, también oscila entre esta tendencia más actual de cubrirse de efectos más artificiales y la capacidad de crear elegantes coros que acompañan a la perfección a la instrumental.

Desde Recovery Magazine hemos querido profundizar en este proyecto y dejamos que sea el propio Daniel quien nos cuente cómo ha sido esta vivencia.

 

En primer lugar, ¿qué significado tienen para ti tus dos grupos, flora ghost y Ghostpel ? ¿Qué diferencias existen entre ellos?

Si bien no en temas de género, para mí son el día y la noche en el aspecto de con qué filosofía encaro cada uno. flora ghost es mi proyecto principal, es un proyecto mucho más reflexionado, planificado y con más ambición. Ghostpel es todo lo contrario, es un proyecto que creé precisamente para tener una especie de diario musical público, en el que poder hacer música sin pensar, más cruda, más experimental. Me frustraba estar todo el rato haciendo música pero que el 90% no se publicase y en caso de hacerlo, tener que seguir los tiempos de algo que pretende ser promocionado y optimizado. Ghostpel es un espacio libre para mí donde puedo hacer lo que quiera cuando quiera.

¿En qué momento de la cuarentena decidiste crear este proyecto y cómo surgió la idea de unir fotografía y música?

El proyecto Ghostpel siempre se basó en hacer series de piezas musicales a pieza por día con temas concretos. Hace poco hice una que se llamaba Sinestesia en la cual cogía un cuadro de mi gusto y creaba un tema para el mismo. La idea fue siempre unir foto y diseño con música. Yo soy diseñador gráfico y me parecía interesante crear un mundo visual que acompañase a toda esta música hecha de manera tan intuitiva y libre.

En este caso con Música para la Nueva Normalidad, viendo como se desarrollaban las relaciones interpersonales en redes durante la cuarentena, me pareció muy interesante que la gente que quisiese participar me enviase fotos caseras que representasen algo personal de esta experiencia y ver si se podían adaptar a lo que representaba la música.

¿Tenías claro cuál sería el estilo musical de este EP o ha ido evolucionando a medida que avanzaba?

Cada vez que empiezo una serie nunca tengo ni idea de cómo va a sonar. Sí que es cierto que me apetecía (probablemente por el contexto) hacer algo muy intimista y experimentar un poco más con piano,cuerdas y pads. El resto ha sido según iba saliendo. Literalmente el tema que publicaba cada noche no existía por la mañana. Es curioso para mí escucharlo porque puedo ver en qué mood estaba el día que se hizo. Hay veces que al haber hecho el tema en un día, lo escucho una semana después y hay cosas que me sorprenden o directamente no me acuerdo de donde salió “x” sonido.

Hablando de los diferentes temas que se tratan en las canciones, ¿cómo surgían? ¿Decidías tú ese tema y la gente te enviaba las fotos como respuesta o era la gente la que proponía una temática concreta?

La gente, muy maja por cierto, me iba enviando fotos indiscriminadamente. Cuando empezaba a componer y producir la pieza de ese día y empezaba a ver por dónde iba y cómo me sentía yo, iba ojeando las fotos y seleccionando las que más identificaba con mi estado anímico de ese momento. Era bastante curioso tener un montón de fotos de gente conocida y desconocida llorando, desnuda, en cama, enfadados, riendo, fotos de amigos con los que hacía videollamadas… Les agradezco mucho a todos los que participaron porque sé que para muchos fueron momentos duros. Mola porque tanto el apartado visual como el musical representa emociones muy reales y crudas, normalmente en la música las cosas están más pensadas, sobre todo en lo visual y es todo un poco mas artificial.

¿Hay alguno de los temas sobre los que hablas que haya sido más duro de afrontar?

46 Días, que como el título indica lo hice el día 46 del confinamiento. Como mucha gente, padezco de ansiedad y, aunque lo controlé bastante durante esta experiencia, ese día estaba un poco jodido. La chica que me pasó las fotos también tiene este problema y en la foto principal sale llorando, es un tema sin letra pero creo que en la música se aprecia la tensión y la ansiedad y por si no queda claro, la foto lo dice todo.

Como dato curioso esta pieza acaba con un pasaje de piano improvisado. No sabía qué iba a tocar cuando pulsé Rec, el resultado es bastante sucio pero tiene algo, así que dejé la primera toma tal cual salió.

¿Cómo te ha afectado el desarrollo del disco a la forma en la que has afrontado la cuarentena?

Fue muy gratificante, como siempre lo es para mí, hacer música. Si no hubiese dedicado tantas horas a esto la experiencia habría sido mucho peor. Ejercitar la creatividad y sentirme productivo fue mi salvación, sin duda. Me consta que también lo ha sido para muchos otros músicos y artistas en general. El arte sana.

Con el futuro algo más optimista pero aún incierto, ¿en qué estás trabajando ahora? ¿Qué planes tienes actualmente para tus proyectos musicales?

Llevo dos años trabajando en el LP debut de flora ghost, que está prácticamente terminado y es probablemente lo mejor y en lo que más he currado en mi vida, y ese es mi principal objetivo ahora mismo. Por lo pronto ya hay un single disponible en todas las plataformas, Cicatriz.

También estoy empezando a trabajar en llevar todo esto al directo y pinta muy bien. 2021  será un muy buen año para mis proyectos si todo sigue así.

En cuanto a Ghostpel, siempre está ahí, nunca sé cuando me va a venir la inspiración pero es tan divertido que sé que en cuanto repose un poco este EP empezaré otra serie.

 

Fotografías de Aida Cuevas (@aidamelotodo)

Puedes ver todas las imágenes del proyecto de Ghostpel en @ghostpelmusic

También puedes escuchar los temas de Ghostpel, incluyendo su nuevo EP,  en :

Y sus temas de su otro proyecto, flora ghost:

 

Comments

comments