Neck Deep lanzan su cuarto álbum de estudio ‘All Distortions Are Intentional’ [Reseña]

0

La banda de Gales está de vuelta con su cuarto álbum de estudio titulado ‘All Distortions Are Intentional’, el primero con Seb Barlow – hermano del frontman Ben – como miembro y bajista a tiempo completo, después de haber trabajado con ellos en un segundo plano durante años.

Llegados a este punto de su carrera, la mayoría de bandas empiezan a experimentar con nuevos sonidos, y en el caso de Neck Deep ya encontramos guiños hacia estos sonidos más suaves en ‘The Peace And The Panic’ (2017), que se terminan solidificando en ‘All Distortions Are Intentional’, que carece de esa agresividad y energía que desprendían en sus primeros álbumes.

Producido por Matt Squire, conocido por sus pegadizos trabajos con Ariana Grande, One Direction o Panic! At The Disco, ‘All Distortions Are Intentional’ tiene un sonido más limpio y suave. Las letras hablan sobre el romance de dos personajes en un mundo ficticio llamado Sonderland, donde Jett se enamora de Alice, y a lo largo del álbum se enfrentan a retos y tienen que gestionar las pesadillas y el caos de su propio mundo. Escuchando de forma cronológica diríamos que el álbum está dividido en tres capítulos, y cuenta con detalle la historia de trasfondo de Jett, como se enamora de Alice, y luego la parte donde todo va mal.

Da la sensación al escuchar el álbum que debería ser la banda sonora de una película adolescente de finales de los 90 – principios de los 00. ¿Recordáis esas comedias románticas donde sonaban blink-182, Jimmy Eat World o Good Charlotte? Temas que marcaban un cambio o un momento decisivo donde el personaje tenía que superar algún obstáculo e intentar terminar con final feliz, la historia de Jett y Alice unida a las influencias de pop-punk de esa época te sumerge enseguida en un mundo cinematográfico.

En definitiva un trabajo muy ambicioso y cuidado, que quizás carece de originalidad y podrían haber llevado más lejos su lado instrumental y explorar un poco más, parece que se han conformado con una versión más suavizada de su sonido original, pero no faltan los himnos pegadizos.

Comments

comments