Inicio Noticias «MOTOMAMI» como sinónimo de transformación: el nuevo trabajo de Rosalía

[Reseña] «MOTOMAMI» como sinónimo de transformación: el nuevo trabajo de Rosalía

La era de «El Mal Querer” ya quedó enterrada para dar paso a “Motomami”, el nuevo trabajo de Rosalía. Después de anunciar que iba a haber nuevo disco hace ya casi 5 meses, la catalana nos ha dejado adelantos tales como “La Fama” con The Weeknd, “Saoko” o los tan controvertidos “Chicken Teriyaki” y “Hentai”, generando una ola de comentarios en redes sociales.

Estos dos últimos pusieron en cuestión el talento de la joven que en tan solo 5 años ha logrado ascender musicalmente a nivel internacional. Varios de estos comentarios, con relación a letras como Te quiero ride como a mi bike, hazme un tape modo Spike, yo la batí hasta que se montó, segundo es chingarte, lo primero e’ Dios que suscitaron varias críticas sobre la pérdida de calidad musical en comparación con EMQ. 

Sin embargo, tras haber escuchado el tracklist en orden, se puede apreciar un mix de géneros y melodías musicales. Con “Saoko”, la cantante comienza narrando como se va transformando mezclando géneros como reggaeton, jazz o punk. Para los nostálgicos de su famoso flamenco fusión tenemos canciones como “Bulerías” donde menciona a quienes le han acusado de venderse con letras comoSoy igual de cantaora con un chándal de Versace que vestidita de bailaora”. Entre estos temas tenemos interludios como “Motomami” y “Abcdefg”, la última mencionando un sinfín de palabras que le pasan por la mente a la catalana durante esta era. 

Entre otros temas tenemos “Cuuuuuute”, una melodía que pasa desde géneros hardcore al puro estilo autotune. Siguiendo el hilo nos encontramos con “Como un G”, posiblemente el tema más emocional y sensible debido a la mención de un amor pasado, cerrando así un ciclo con menciones “no estoy a tu lao’ pero te deseo paz y libertad”. Toques alegres y divertidos hallamos en “Bizcochito” donde si ahondamos más en la propia letra basa una especie de tiraera nombrando a artistas como Mala Rodríguez. “Este no es el mal querer, es el mal desear” se escucha en “G3 N15”, una canción escrita durante el momento más duro de la pandemia. Asimismo, el catalán se abre paso con un audio de su abuela hablando sobre la importancia de la familia. 

Motas bachateras y RnB también está presente con “Delirios de grandeza” utilizando casi al final una base sampleada de “Delirious”, tema del artista Vistoso Bosses junto con el rapero Soulja Boy. Y hablando de artistas, la segunda colaboración con la cantante dominicana Tokischa aparece en “La combi Versace” incorporando así otro género como el demdow del que ha estado influenciado estos últimos años. El final de este trabajo llega con “Sakura” y, con melodía flamenca y frágil, Rosalía hace un canto en vivo y a capella sobre lo que supone tomar riesgos y la durabilidad de la fama, mencionando simbólicamente al árbol de cerezo japonés. 

Poniendo así un punto y aparte a su pasado flamenco, Rosalía ha querido demostrar en “Motomami” que sigue siendo única. Habría sido más sencillo proponer un disco más fiel a sus primeros trabajos pero, ¿de qué sirve ser artista sin la condición de arriesgarse de vez en cuando? 

Tracklist: https://open.spotify.com/album/6jbtHi5R0jMXoliU2OS0lo?si=hLiKV9KGT2OUirz9-WZ-cg

Comments

comments

Intento de periodista musical. Amante incondicional de las bandas, los conciertos, los viajes y la fotografía.