Inicio Especiales «Harder Than It Looks», el esperado sexto álbum de estudio de Simple...

«Harder Than It Looks», el esperado sexto álbum de estudio de Simple Plan ya está aquí [Reseña]

La banda canadiense, originaria de Montreal, vuelven con su sexto álbum de estudio titulado “Harder Than It Looks”, que se estrenará el próximo 6 de mayo. Ya en semanas y meses anteriores pudimos escuchar algunos singles de estreno tales como “Congratulations”, “The Antidote”, “Wake Me Up (When This Nightmare’s Over) o la esperada colaboración con Deryck Whibley (Sum 41) en “Ruin My Life”.

Este esperado álbum deja atrás la era de “Taking One For The Team”, su anterior trabajo lanzado en 2016. Según la propia banda menciona están “increíblemente emocionados de compartir finalmente esta noticia con sus fans que han esperado tan pacientemente este álbum”. Asimismo, “han volcado sus corazones y sus almas en estas nuevas canciones y están muy orgullosos de este disco”. Después de más de 20 años de carrera, la banda no ha parado de hacer música por y para los fans, y así lo comparten en este nuevo trabajo.

El álbum se centra sobre todo en un clásico, volviendo a las raíces donde empezaron allá por finales de los años 90 con el pop-punk. Es un mix de melodías rockeras, divertidas, emotivas y pegadizas que albergan la propia esencia del cuarteto. Según narra Pierre Bouvier (cantante y compositor): «a lo largo de nuestra carrera, hemos tardado en ser lo suficientemente maduros como para entender que nuestro sonido es una ventaja, no un inconveniente». Es por ello que en esta época se han centrado en “abrazar lo que son” y seguir haciendo lo que mejor se les da. 

“Harder Than It Looks” concentra un total de 10 canciones, y es el álbum que menos temas tiene de toda su discografía pero, que mejor enfrasca su valor intrínseco, si se me permite usar el término financiero. En pocas palabras, si has seguido la trayectoria de la banda, este disco te va a parecer muy parecido al resto de sus anteriores trabajos

Uno de estos ejemplos se puede apreciar en “Best Day Of My Life”, una canción de estilo pop punk bastante cañera que comienza con unos riffs de guitarra muy presentes durante todo el tema. Un giro de 360 grados de su antecesor “The Worst Day Ever”, de su debut “No Pads, No Helmets… Just Balls”. 

Otras de estilos diferentes podemos observar en “Slow Motion” en las que melodías new-age acompañan al estilo de la banda. Un dato curioso que he podido notar en las primeras notas es un comienzo muy parecido (por no decir igual) al de “Farewell”, uno de los temas de su quinto álbum, por lo que mantengo mi postura de que han reciclado parte de sus bases para poder trabajar en algo fresco y nuevo. 

Seguimos con “Anxiety” y que, con ese giro estilístico, incluyendo un toque reggae, tratan profundamente el tema de la ansiedad, uno de los trastornos más sufridos en la actualidad. En ella, narran las fases por las que pasa una persona con ansiedad, como los pensamientos intrusivos, el hartazgo o el deseo de querer superarlo. Una melodía que define a la perfección los momentos más crudos de los que lo padecen. 

El momento de superación llega con “Iconic”, una canción que alberga el poder de seguir hacia adelante, a pesar de lo que digan los demás. Con una base trompetera sonando de fondo en el estribillo, hablan de que llegado el momento van a dejar un legado, enfrascado en esta letra. Baladas rockeras se abren paso con “Million Pictures Of You”, donde mencionan la importancia del amor y el sentimiento de estar enamorado. 

«Me gustaría pensar que hemos aprendido la diferencia entre una gran canción y una gran canción de Simple Plan», explica Bouvier. «Incluso si vamos a ir a algún sitio diferente musicalmente hablando, la letra tiene que ser auténtica». Esto se concluye con el cierre del disco final en “Two”, un emotivo tema que trata sobre la historia de un adolescente teniendo que lidiar con el día a día de una familia separada y desestructurada. Híbrido de “Perfect”, esta composición se focaliza principalmente en la problemática de pareja, que acaba afectando a todo el núcleo familiar, en especial a los hijos. 

Concluyendo, “Harder Than It Looks” es un álbum que sigue el puro estilo tradicional de la banda, pero que le ha faltado un toque más característico a mi parecer. Bien es verdad que su música siempre ha mantenido una línea muy genérica en su melodía, pudiéndose salirse en casos como su homónimo “Simple Plan” donde el resultado fue más que satisfactorio. Sin embargo, tras seis años sin sacar nada nuevo, creo que la banda podría haber materializado el disco en algo mucho más completo, jugando un poco con los recursos melódicos que se tienen en la actualidad y que les habría servido de gran ayuda para crear otros estilos mucho más rompedores. En mi propia opinión, se ha quedado un poco escaso y me esperaba algo más.

Jugando con ese gran abanico generacional de fans que tiene la banda, podrían haber aportado alguna colaboración novedosa (sin restarle importancia a la de Whibley, que también fue muy esperada), incluir algún que otro tema más experimental o incluso lanzarse a la piscina improvisadora y cambiar su manera por completo, claro que sin perder su esencia pop punkera.

Pero, en definitiva, es un disco muy esperado tras varios años y que ha saciado la sed musical de esta gran banda. ¡Os dejamos por aquí su tracklist! 

TRACKLIST:

  1. Wake Me Up (When This Nightmare’s Over)
  2. Ruin My Life ft. Deryck Whibley
  3. The Antidote
  4. Million Pictures Of You
  5. Anxiety
  6. Congratulations
  7. Iconic
  8. Best Day Of My Life
  9. Slow Motion
  10. Two

 

Comments

comments

Intento de periodista musical. Amante incondicional de las bandas, los conciertos, los viajes y la fotografía.