Arranca la temporada festivalera a lo grande con el Warm Up de Murcia [Crónica + Galería]

0
Foto: @jameslomaxphoto

El pasado fin de semana pudimos volver a disfrutar del Warm Up Festival, en su habitual recinto de la Fica de Murcia. Ha sido sin lugar a duda su versión más reconocible tras varios años de paréntesis debido a la pandemia, con más de 70.000 asistentes a lo largo de la semana que pudieron bailar y cantar todos juntos para disfrutar de las bandas, sin ni una silla ni mascarilla a la vista.

Y claro estaba que tras tres largos años esperando la vuelta a la normalidad, el público tenía ganas de no perderse ni un solo minuto de esta tradición murciana. Por la tarde, hubo largas colas para entrar al recinto, siendo incluso necesario cortar carriles de tráfico para organizar toda la acumulación de asistentes.

El sábado comenzó con Arde Bogotá, que tuvieron la complicada tarea de abrir el festival, con el peso en sus hombres de un público con muchas ganas de pasarlo bien y vivir de nuevo un festival. Hicieron de ello tarea fácil, con un repertorio y sonido emocionante, dejando claro que esta banda de Cartagena viene pisando fuerte con su rock, haciendo disfrutar a sus fans leales y sumando nuevo público.

Otro de los más esperados del viernes fue Sen Senra, con un estilo que se mueve entre el garaje, pop y R&B, sin duda es uno de los artistas más interesantes del panorama actual. También, la banda francesa La Femme, con su sonido pop y punk psicodélico que fue una sorpresa de esta primera jornada.

¿Y qué festival español está completo sin Lori Meyers siguen siendo uno de los grupos más reclamados del panorama nacional, y el público pudo disfrutar de sus clásicos “Mi Realidad” o “Emborracharme”. Lo mismo podríamos decir de Fangoria, que a pesar de algunos problemas de sonido, consiguieron llenar el escenario Estrella de Levante, con un directo caracterizado por su sonido electropop y coreografías que sacan incluso al más aburrido a bailar.

Sin embargo, para nosotros el plato fuerte de la noche fue sin duda Rigoberta Bandini, quien además celebró su cumpleaños sobre el escenario. Se respiraba en el ambiente las ganas que tenía el público de ver a la artista sobre el escenario y su directo no decepcionó. Pudimos disfrutar del temazo feminista que es “Perra” , de “In Spain we call it Soledad” y “Julio Iglesisas”. Y como no podía ser de otro modo, el himno que ya es “Ay Mamá” en el que además Rigoberta sacó sus pechos, “al puro estilo Delacroix”. Un concierto que disfrutamos de inicio a fin.

Fue tal la revolución de Rigoberta, que Bastille, a pesar de ser el plato fuerte en cuanto a sonido internacional del viernes, a su lado se quedó algo corto. Un directo muy correcto, con sonido potente y varios temas buenos, pero, que por las razones que fuera, no llegaron a animar del todo la cosa, pero demostraron que sus clásicos como “Pompeii” siguen funcionando a la perfección.

Ginebras fueron de las últimas en cerrar la tarde del viernes, tocando canciones de su ya conocido primer disco “Ya dormiré cuando me muera”. Tienen una habilidad innata para hacer canciones divertidas, feministas, bailables e inolvidables, con sus letras únicas y melodías de pop. Un grupo lleno de carisma que traslada este buen rollo al directo, haciendo de ello un concierto muy divertido.

La tarde del sábado arrancaba con una mezcla de ilusión y ganas de aprovechar el último día del festival, que enmascaraba el cansancio y resacas de los asistentes. Y con ganas de pasarlo bien, la tarde comenzaba con dos bandas españoles: Nunatak y Shinova.

A continuación llegaba al escenario principal Miles Kane, el artista británico conocido por ser el co-frontaman de the Last Shadow Puppets junto a Alex Turner. Un directo cargado de energía, solos de guitarra y estribillos pegadizas, transmitiendo una energía e intensidad contagiosa el público que disfrutaba de su actuación.

Y la noche seguía con otra banda británica, con Justin Young a la delantera de The Vaccines. Y aunque sus últimos trabajos no parecen haber cogido tanto impulso como sus primeros discos, el fuerte de esta banda es sin lugar a duda su directo, con sus conocidos temas de “If you wanna” “I always knew” o “post break-up sex”. Un directo cargado de energía, ilusión y con un público entregado a bailar y cantar los temas a todo pulmón.

Y tras the Vaccines venía Izal, banda española que anunciaron su pausa idenfinida que sin lugar a duda ha contribuido al colectivo emoción con el que viven sus fieles seguidores sus directos. Y este no iba a ser diferente. Desde primeras horas de la tarde se respiraba las ganas en el ambiente y quedó claro la potencia del grupo cuando se acumulaban grandes multitudes de asistentes intentando llegar todos al escenario para disfrutar de la banda. Pudimos disfrutar de canciones que ya forman parte de su directo habitual como son “pánico práctico” o “pequeña gran revolución”, demostrando una vez más (¿y una última?) lo que ha sido la trayectoria de Izal.

Para los que todavía aguantaban el ritmo de la noche, de las últimas actuaciones del fin de semana fueron Zahara, quien llegaba con su “Puta Rave”, una fiesta inspirada en raves londinenses y berlinesas,  y La La Love You que cerraron el festival con temazos que ya son himnos, como “El Fin Del Mundo”, “La Canción del Verano” o “Laponia”.

Teníamos muchas ganas de volver a la temporada de festivales y el Warm Up ha sido el arranque perfecto. Nos vemos en la próxima cita festivalera a finales de mayo, en el Spring Festival de Alicante, encabezado por C Tangana, Love Of Lesbian o Viva Suecia. Los abonos están agotados pero si todavía no tienes el tuyo, las últimas entradas de día están disponibles en entradas.com.

Fotos de @jameslomaxphoto

Comments

comments