Yungblud arrasa en su primera visita a España [Crónica + Galería]

0

La primera visita del joven artista británico Dominic Harrison, conocido como Yungblud, ha sido todo un éxito, tras convertirse los últimos años en una de las grandes revelaciones de la música a nivel mundial. El pasado 2 de mayo llegaba a Madrid con una Riviera agotada desde hace meses, y con una interminable cola de fans esperando desde primeras horas del día, tanto que el concierto tuvo que atrasarse unos minutos mientras seguía entrando gente, algunos de los cuales no llegaron a ver a las teloneras Nova Twins.

En cuanto bajó el telón y apareció Yungblud sobre el escenario, la emoción y la histeria inundaban la sala, al estilo de las estrellas de pop más grandes. Yungblud es todo un referente de la nueva generación de música emo, punk, pop, rock y todas las variantes que mezcla en su sonido.

Comenzando por sus hits “Strawberry Lipstick” y “Parents” el público ya saltaba y bailaba sin parar, en un concierto muy enérgico, en el que el propio Dom animaba a “abrir el pit” para los pogos en “superdeadfriends”. Se tomaba un pequeño descanso para tirar los pétalos de una rosa que habían lanzado al escenario.

Dom mostraba cara de incredulidad y llegaba a emocionarse y quedarse sin palabras en momentos ante la pasión del público que cantaba con una fuerza tremenda, a la que él mostraba mucho cariño y agradecimiento, considerándoles siempre su familia.

Tras el reciente single “The Funeral” y la fiesta total en “I Love You, Will You Marry Me”, el concierto seguía con una canción muy importante para Dom, “Polygraph Eyes”, con la que decía “Si alguna vez os habéis sentido con miedo o solos, nunca lo estaréis”.

A continuación en “weird!” hacía referencia a los momentos de incertidumbre que hemos vivido recientemente con la pandemia, y “mars” en formato más acústico, un momento muy bonito en el que el público mostraba carteles con el mensaje de “you make us feel relevant”, y Dom no paraba de mandar besos y decir que nosotros le hacemos a él sentirse relevante. Apreciaba mucho todo el amor y cariño que sentía en su primera visita a España, y decía “somos una familia y todos podemos ser quien queramos ser sin que nos juzguen”. “Os podéis identificar como os dé la gana”, decía antes de subir al escenario a una persona con bandera LGTBI, en un espacio seguro y sin prejuicios.

Llegando al final con “fleabag” y “cotton candy”, ésta última en versión acústica sin el acompañamiento de su banda, Yungblud anunciaba que muy pronto podríamos disfrutar de su nueva música. Después de “Kill Somebody” que se alargó con muchos coros, Dom seguía sin creerse el increíble recibimiento que había tenido. “La gente decía que yo era un rarito e hicieron que me odiase a mi mismo. Después os encontré a vosotros, he encontrado una familia en Madrid. Nadie os puede decir que no sois suficiente,” decía antes de dar paso a otros de sus grandes hits “I Think I’m OKAY” (con Travis Barker y MGK) y dejar provisionalmente el escenario.

El bis nos dejaba con un frenético “braindead!” seguido del precioso “god save me, but don’t drown me out” y terminando con el apoteósico Machine Gun (F**k the NRA)” entre gritos de “F*ck Putin” y en favor de Ucrania, mientras se echaba encima una cerveza. Ahi no terminaba todo ya que al terminar anunció que nos vería a todos en la puerta de la sala en media hora, donde estuvo un buen rato haciéndose fotos y hablando con cientos de fans que habían rodeado la sala y los autobuses.

Una primera visita de Yungblud a España que se hizo corto con 15 temas y dejaba con ganas de mucho más, un auténtico showman que inunda el escenario de energía y trae mensajes muy importantes para el mundo y las nuevas generaciones, donde nadie se debe sentir raro, fuera de lugar o diferente.

Comments

comments