Inicio Especiales Hablamos con Talco sobre el lanzamiento de Videogame, su nuevo álbum

[Entrevista] Hablamos con Talco sobre el lanzamiento de Videogame, su nuevo álbum

TALCO, la banda de punk-rock italiana más importante y conocida de la actualidad, (y que lleva más de 18 años dando guerra) tiene nuevo álbum. Videogame (publicado el pasado 30 de septiembre) es uno de los mejores disco del grupo hasta la fecha, en el que la banda aborda temas como los problemas de la ineptitud política, el fracaso social o cuestiones humanas existenciales como el concepto de la verdad, la degradación humana y la autoestima. Hablamos con su líder, Dema, de su nuevo trabajo.

Hola chicos, lo primero queríamos agradeceros por tomaros la molestia de concedernos esta entrevista. He crecido con vuestra música, y es que en Iruña nunca deja de sonar.

Muchas gracias. Iruña fue una de las ciudades donde hemos sentido mucho calor y fue una suerte para nosotros entrar en contacto con ese entorno hace más de 10 años. Nos ha abierto nuevos caminos y nos ha dado nueva energía.

Vuestro nuevo disco está que arde, recién salido del horno y seguramente levante mucho humo porque huele a éxito. Es pura dinamita. Enhorabuena. ¿Cómo os encontráis? ¿Cómo afrontáis el lanzamiento?

Puede parecerte extraño, pero este es el momento en el que estamos menos agitados. Sin duda, siempre vivimos en un tiovivo de emociones, pero en este momento nos sentimos racionales y serenos. No siempre ha sido así, pero, ya sea por maduración personal, o por dos años de pandemia que nos han hecho reflexionar mucho, sentimos que esta es una transición natural a nivel promocional, pero no la más importante. Somos unas personas muy afortunadas, porque componer es un gran privilegio: tenemos la suerte de labrarnos un rincón íntimo de nuestra vida, exclusivo, en el que podemos escribir canciones y, cuando sale un disco, eres como un padre que ve a su hijo adulto salir de casa, que se vincula con otras personas.

Recalcamos para que no se nos malinterprete: no somos para nada fríos, nos emocionamos y a veces también recaemos en viejos vicios que en los últimos años nos han creado aprensión y malestar. Por ejemplo, siempre hemos tenido mucha suerte con el problema de los haters y los mensajes negativos siempre son muy pocos, pero si leemos un insulto, 1, de 150 mensajes positivos todavía sufrimos mucho, o mejor dicho, sufríamos, sin entender el contexto de uno en muchos.

Dos años de Covid nos han tenido encerrados, más que dentro de una casa, dentro de un teléfono. Nunca nos ha gustado mucho el mundo de las redes sociales, si no es para promocionar nuestra banda, pero permanecer en él se ha convertido en una droga que te aleja de todo. Llamas a la sociedad vida virtual y ves todo lo negativo… y en una pandemia este peligro se amplifica. Una persona sensible puede sufrir mucho. Sin embargo, en el momento en el que prescindí del móvil, comencé a escribir canciones acústicas, un deseo que tenía desde hace muchos años. ¿Sabes de dónde vino el coraje? De no sentirme más dependiente de esas voces, de no buscar esas confirmaciones en un teléfono. Cuando salió «Locktown», luego «Insert Coin» y, por supuesto, «Videogame», volvimos a encender el teléfono, feliz con los comentarios positivos, pero conscientes de que estábamos en un mundo en el que no teníamos que sentirnos aspirados. Gracias a esto, redescubrimos nuestra identidad, que es la de personas independientes con pasión por la música, nada más. La web nos ha engullido a todos, quizás sería útil salir de este encierro virtual, que consideramos peligroso para la sociabilidad.

Talco

Parece que durante la pandemia tuvisteis mucho tiempo en casa para jugar a los marcianitos, bromas aparte. ¿Cómo surgió la idea (temática) del EP y de este nuevo disco? 

“Videogame” lo habíamos terminado dos semanas antes de la pandemia y es un disco escrito en un momento difícil, en el que sufrimos mucha ansiedad y yo ya no tenía ganas de seguir con Talco, una gilipollez que por suerte evité hacer. Necesitaba parar y no tuve la oportunidad, me sentía atrapado en un laberinto, traicionado por algo que amaba, la música. ¿Cómo salir? Bueno, ¡vamos a escribir sobre eso! Imaginé una historia que partía directamente de un laberinto, en la que me venían a la mente videojuegos arcade al estilo Pacman, y aquí estamos!!!

Quise partir del tema de la ansiedad para crear un camino más general sobre el frenesí que provoca el miedo, en una sociedad competitiva como la nuestra. El miedo es algo que no existe excepto en nuestra cabeza, pero esto nos convierte muy a menudo en falsos, cínicos, egoístas, racistas. Creo que es uno de los temas más importantes a analizar para mejorar nuestra sociedad. La competencia, que quiere que surjamos a costa de los demás, nace de un miedo que la sociedad te ha inculcado desde niño. No te ayudan a ser sino a llegar a ser. Y para conseguir eso te comparan con otras personas. Esta falta de libertad de maduración conduce al miedo. 

Luego están los que explotan este sentimiento para propagar el odio, están los que lo explotan de otras formas, pero el mundo está enfermo del protagonismo y el miedo al fracaso ante los ojos de todos nos transforma en una mercancía atractiva para la sociedad y la política. Este es el tema de «Videogame», el juego de una persona, yo mismo, que se mueve, sintiéndose traicionado por todo y por todos, dentro de un mundo virtual, tratando de encontrar la manera de salir del callejón sin salida.

En resumen, aunque se estrenó en último lugar, «Videogame» es el primer capítulo de esta nueva etapa de Talco, seguido de «Locktown» e «Insert Coin». «Insert Coin», precisamente el tercer capítulo, es un anticipo de una suerte de fuga del ‘freak’, que sigue en su evolución psicológica, mientras hace preguntas sobre la sociedad post-pandemia, y sale permanentemente fuera de su zona de confort. Hablamos de muchos temas, como la crisis de la cultura, tanto de derecha como de izquierda, el populismo, la nueva derecha xenófoba, la estaticidad pro-forma de la izquierda, los talent shows, los conspiracionistas, ultras de teclado, etc.

Garage Jukebox es uno de los singles más destacados de ‘Videogame’

Seguramente ya os lo han preguntado: ¿videojuego favorito? ¿cuál sería el final boss que más tiempo os costó superar?

Hay dos, Super Mario Land y Street Fighter II. Mr. Bison me cabreaba mucho, pero con Mortal Kombat nunca logré entender una mierda, fui derrotado por todos durante mucho tiempo, creo que ahí encontré los juegos más difíciles.

Retomando el lanzamiento. ¿Cómo fue su grabación? ¿Fue al mismo tiempo de “Lockdown”?

Como te dije antes, por suerte pudimos terminar todo dos semanas antes de entrar en confinamiento. «Locktown» e «Insert Coin», por otro lado, se grabaron en 2020 y 2021, cerca de los cierres. Y con los recursos económicos inexistentes al interno del proyecto, aceleré el deseo de invertir lo poco que tenía en un estudio de grabación, comprando equipo suficiente para una grabación profesional. Grabamos en la sala estudio de Nick y luego mezclé ambos álbumes. Fue como un subidón mas rápido de lo que había planeado para mí, pero me divertí mucho, aunque era consciente de que ya no tenía nada de dinero jajaja.

Hemos podido notar que tanto en “Insert coin” como en el nuevo álbum se hace alusión a una figura desconocida el freak. ¿De qué se trata?

«Freak» fue la primera canción autobiográfica que escribí en mi vida y quizás la que más me gusta, porque habla explícitamente de mí y de mis pasiones. Viene de un momento de soledad que necesitaba, pero incluso antes de apagar ese teléfono del que te hablaba antes.

Además de sentirme un poco marginado por el fuerte confinamiento que tuvimos en Italia en marzo de 2020, había leído mensajes de haters que acusaban a los músicos, incluidos nosotros, de quedarse con el dinero del público, respeto a festivales cancelados, lo cual es absolutamente falso. Estábamos tambaleándonos como categoría laboral, sin ayuda ni consideración, y se había quien acusaba a caso y quien minimizaba la cultura entendida tanto como trabajo como arte, argumentando que había gente a la que prestar más atención en lugar de personas «que no quieren trabajar y deben convertirse en adultos y encontrar un trabajo”.

Todo eso me dolía profundamente, así que pensé: escribamos una canción sobre esto. No fue fácil, pensé en todas mis fortalezas y debilidades, mi amor por la vida y lo que me estaba perdiendo. Partí del hecho de que no sabía dibujar – nunca supe cómo hacerlo y qué envidia de los que pueden hacerlo – y se me ocurrió una figura bastante «splatter» de una película de Jodorowsky, un personaje mutilado, junto a una escena de «La Voce della Luna» de Federico Fellini, en la que Paolo Villaggio entraba en un rave, bailando un vals entre la multitud que se detuvo de repente, atónita, junto con la música ensordecedora que finalmente se apagó durante unos minutos, para dejar espacio a esto vals.

Una bella imagen, el silencio del arte, el amor y la belleza que es más ensordecedora que el caos de la nada. Lo hice mío y pensé en un payaso mutilado que no teniendo brazos, dibuja gracias a la mente: imagina bailar con su amada, su vida, el arte, personificado en una mujer que solo él puede ver, mientras otros se burlan de él y lo consideran loco, pensando está bailando solo. De regreso a sus hogares, sin embargo, esa música que bailaba el freak resuena en sus vidas infelices e incompletas. Para mí esto fue un tributo al poder de la cultura y la belleza, y creo que es la respuesta correcta para aquellos que no lo consideran importante. Decidí colocar a este personaje autobiográfico en el centro del camino de Talco, contando una historia de maduración y emancipación en un silencio más ensordecedor que el caos.

¿Vais a seguir adelante con el alter ego “Maskarade”?

Claro, escribí 13 canciones, que hablan de este camino, pero prefiero no decir más porque todavía lo estoy planeando bien, y no sé cuándo salir, ni cómo. Sería bueno hacer algo en el teatro, pero no quiero tener demasiadas pretensiones, no me siento a la altura para un ambiente tan importante como el teatro.

Todo proyecto es un reto y a este último hay que añadirle la difícil situación que nos ha tocado sufrir a todos. ¿Cómo lidiaste con la pandemia? ¿Fue un respiro para la formación y las constantes giras? 

Sí, como te dije es gracias a la pandemia que estoy tocando con renovadas ganas con Talco. No podía más, y la ansiedad te juega una mala pasada, entiendo que lo que digo puede ser alucinante, ¿cómo puedes estar cansado de algo que amas? No sabría responderte si no fuera por el hecho de que a veces las emociones negativas te hacen vivir mal tus pasiones hasta que las aprecias cada vez menos. Cuando logras despojarte nuevamente de estas emociones negativas, encuentras la serenidad y las ves como lo que son: privilegios que la vida te ha dado.

Correr no es de sabios, es lo que me enseñó la pandemia, donde, en la dificultad, sin trabajo, sin perspectivas, me concentré en el presente, disfrutando de un tiempo que se detuvo, que describí en «Locktown», para entender cuánto correr tan rápido como pueda,  puede hacernos perder los momentos mágicos de nuestras vidas. Decidí reiniciar con un ritmo acorde a mis deseos y por eso me siento feliz y lleno de entusiasmo.

Talco

España es uno de vuestro lugares favoritos, siempre os reciben con los brazos abiertos y el público es leal. ¿Habéis notado cambios en vuestro público tras la pandemia? Nuestra tierra es una a las que dedicáis más fechas. ¿A qué se debe? ¿Creéis que la situación en la que se encuentra la industria musical en Italia puede ser la causante? ¿Qué cambio creéis que es necesario para que una banda como Talco pueda coexistir en la industria actual?

Nos consideramos un grupo apátrida, partimos en Alemania en 2004, con una primera gira autogestionada, porque la situación en Italia era trágica, no había una escena punk o alternativa, todo se había derrumbado también por el egoísmo de viejas realidades independientes. Entendimos que, trabajando en Europa, podíamos realizar un proyecto año tras año, ciertamente no esperábamos llegar tan lejos, pero nuestra intención de intentarlo fuera de nuestro país se ha visto recompensada. Sí, España ha sido fundamental para nosotros, siempre nos han recibido con los brazos abiertos y sentimos cierta sintonía con esta tierra, ¡a la que realmente le debemos mucho!

Bueno, la pandemia, ¿qué puedo decir? Hay una crisis económica en curso, pero también agregaría una psicológica que pocos toman en cuenta, provocada por estar encerrados en casa, creando una socialidad falsa solo en las redes sociales, la única forma de comunicarnos durante casi tres meses. Nunca abandonamos el móvil, tenemos que intentar desintoxicarnos. Esto es lo que veo en la gente en general. En nuestros conciertos no creo que haya cambiado mucho, pero cuando voy a un concierto como fan, como espectador, me parece ver gente más tímida, reservada y fría, y de nuevo, con el móvìl en la mano.

La escena punk ha envejecido dos años, está en un período de transición extraño. Los americanos empiezan a ser bastante entrados en años y quizás algunos fans se resistan a ver conciertos que hace diez años seguían con mayor ilusión, porque también ellos tienen dos años más. Hay un cambio generacional, debemos aceptarlo en lugar de perseguirlo. El público joven quiere otros mensajes, escucha trap, pero seguirlo sería un fallo. ¿Puedes verme cantando trap? Yo no. Pero respeto a quien lo hace, y sigo haciendo lo que hago, sin algún problema. Debemos respetar a los jóvenes y sus elecciones, si esperamos que los jóvenes nos respeten. Por nuestra parte, de momento las cosas siguen yendo muy bien, espero que siga así.

Ahora toca un poco de actualidad, no queremos meteros en un compromiso, pero nos gustaría saber vuestra sincera opinión sobre los últimos acontecimientos políticos de vuestra tierra. Está ocurriendo algo sin precedentes que determinará un cambio para Italia y los países vecinos. ¿Está el pueblo listo para esto? ¿Es lo que realmente la gente quiere o el efecto de lavado de cerebros? 

Creo que la crisis política, humana y moral de Italia tiene sus raíces en un fenómeno que para mi generación representó una degradación, pero que quizás olvidamos rápidamente sin comprender las consecuencias: Berlusconismo. Se creía que Berlusconi había caído en 2012 sin darse cuenta de que la mentalidad egoísta, mafiosa, inmoral, mundana, había echado raíces en todos, derecha y también izquierda. El populismo de la Lega y Fratelli d’Italia fue despejado por la aduana por Berlusconi. El nivel cultural ha bajado drásticamente para abrirse a una sociedad del espectáculo en la que todos querían emerger a costa de los demás. Todo esto ha creado las bases de lo que vivimos, un populismo estéril y ignorante cultural y técnicamente, al estilo de los “CinqueStelle”, una derecha cada vez más libre para sembrar el odio y llena de consenso, cada vez más peligrosa. ¡Y Berlusconi otra vez en medio de los balones!

Una gira de lo más ambiciosa

Talco estará de gira por nuestro país el año que viene. ¡Estas son las fechas!

  • 6 de Enero: Sala Santana – Bilbao
  • 7 de Enero: Teatro de las Esquinas – Zaragoza
  • 3 de Febrero: Sala Sir Laurents – Oviedo
  • 4 de Febrero: Sala Capitol – Santiago de Compostela
  • 10 de Febrero: Sala Totem – Pamplona
  • 11 de Febrero: Sala Lava – Valladolid
  • 3 de Marzo: Sala Apolo – Barcelona
  • 4 de Marzo: Sala República – Valencia
  • 10 de Marzo: Sala But – Madrid

Las entradas están a la venta a través de la web oficial de HFMN Crew.

Comments

comments