Inicio Noticias Desakato se despide de los escenarios con la gira «El año que...

Desakato se despide de los escenarios con la gira «El año que vivimos intensamente»

Decía Rose Walker en el volumen 8 de The Sandman que «una frase tan simple como «quizá deberíamos ser solo amigos» se convierte en una astilla de vidrio que se te va hundiendo en el corazón.» Y a mí no se me ocurre metáfora que mejor describa las sensaciones que muchos compartimos al leer hace dos días «Desakato nos despedidos como banda» en el comunicado que ellos mismos difundían en sus redes sociales y en el que explicaban los motivos de su despedida:

No hay duda de que en sus casi 20 años de trayectoria han dejado una huella imborrable en el panorama nacional del punk rock y el vacío que dejarán será de igual calibre. Pero al igual que la ira de los hambrientos no acabará nunca, tampoco lo hará cada recuerdo de cada trago en cada noche de rock en que su música hizo retumbar los pilares de cada sala, de cada recinto, de cada festival, y nos acompañó tema a tema, pogo a pogo a lo largo del camino.

Espe Duarte Manzano (@espe_dm)

Un camino que ahora sabemos que se bifurca, sí, pero en el que quedan varios altos en lo que será su gira de despedida, que bajo el nombre “El año en que vivimos intensamente” nos brindará las últimas oportunidades de escuchar la voz gutural de Pepo en contraste con la de Pablo, los rasgueos de guitarra de este conjugados a la perfección con los de Gabri, la contundencia atronadora a la batería de Nano y la sabrosa línea de bajo de Mario.

Estas son las primeras fechas que han confirmado y prometen ir ampliando:

  • Festival Gazpatxo Rock (Ayora, Valencia): 11 de febrero de 2023
  • Viña Rock (Villarrobledo): 28/29/30 de abril de 2023
  • Juergas Rock Festival (Adra, Almería): 2/3/4/5 de agosto de 2023
  • Sant Jordi Club, Barcelona: 7 de octubre de 2023
  • Wizink Center de Madrid, final de gira: 11 de noviembre de 2023

Fotos: Espe Duarte Manzano

Texto: Maire Morrigan y Espe Duarte Manzano

Comments

comments

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.