La Evolución, La Cristalización & el Bilbao BBK Live [Crónica]

0

Es difícil describir con precisión que es el Bilbao BBK Live. Es un festival de música, sí; pero es mucho más. El Bilbao BBK Live es una realidad alternativa, un botón de pausa. Un lugar donde los asistentes conectan con lo más profundo de ellos mismos a través de la música.  La última edición del festival es la cristalización de una transición que el festival ha estado realizando durante los últimos años, y lo vamos adelantando, esta transición nos gusta mucho.

© Oscar Tejeda

Llamamos a esto transición porque cualquiera que examine el cartel del festival desde sus inicios hace catorce años hasta el día de hoy se dará cuenta rápidamente que la propuesta musical de hace una década poco tiene que ver con la de estas últimas ediciones. Quizás no tanto en los cabezas sino en todos aquellos nombres que van llenando el cartel edición tras edición. Hace seis años habría sido impensable escuchar en el césped de Kobetamendi música del estilo de The Blaze, Laurent Garnier o Vince Staples. El giro en la dirección del festival esta clara, y extrañaría más ver anunciados en el line-up del año que viene a Metallica o Iron Maiden (quienes estuvieron en el festival en 2007) que al rapero americano Tyler The Creator.

© Jordi Vidal

Como hemos dicho, esta transición nos gusta. En primer lugar demuestra una ambición dentro del equipo del festival por seguir explorando sus propias fronteras, por seguir caminando hacia delante, mejorando año tras año.

 

LOS TRES GANADORES

Durante el pasado fin de semana hubo multitud de actuaciones que se quedaron con un trocito de nosotros, que nos hicieron volar, pero sin duda hay tres que se llevan el premio del público (sin orden concreto), ya sea por sorprendentes o por haber convertido Kobetamendi en un lugar mágico.

  • Weezer

Si me dicen un par de días antes de empezar el BBK Live que Weezer sería uno de los mejores grupos que escucharíamos en los tres días de festival mi respuesta habría sido, probablemente, una carcajada. Y no es que no me gusten, al contrario, pero seamos honestos, no son nada del otro mundo. Sin embargo, en el escenario de un festival parece ser que la cosa cambia, y mucho. Y es que Weezer podría ser una de las mejores “bandas de festival” en activo. Energía, riffs poderosos, pero siempre en tono pop, estribillos y letras fáciles de recordar y que se pueden cantar desde lo más profundo del pecho aunque no se haya escuchado la canción en años y, en definitiva, la capacidad de divertir y convertir un concierto en una fiesta.

© Oscar Tejeda

Los californianos incluyeron en su recital de temas clásicos como Say You Ain’t So, My Name Is Jonas o Pork & Beans. Sonaron también por los altavoces del escenario principal del Bilbao BBK Live temas como Africa de Toto, Take On Me de a-ha, canciones que ya forman parte del paseo de la fama del pop y que revolucionaron al público.

Sin duda una de las grandes sorpresas y aciertos de todo el festival.

 

  • The Blaze

Una imagen vale más que mil palabras. ¿Cuántos sonidos son una imagen? Con The Blaze es imposible de dar una respuesta clara. Lo vivido la noche del viernes en el escenario Bastean sería complicado de describir con palabras hasta para la mejor de las plumas. El dúo francés desafió a la física y consiguió que el tiempo avanzara de forma mágicamente antinatural. Un espectáculo en su definición más primitiva, un chorro de energía que dejó a la gente paralizada cuando terminó, un auténtico regalo. Por algún motivo en Francia hay un germen que ha madurado en este tipo de electrónica, herederos de Daft Punk o Justice, pero con un trankimazin añadido a la ensalada.

© Oscar Tejeda

Esperamos verles de vuelta pronto en España, con un poco de suerte de nuevo en Kobetamendi.

 

  • IDLES

Los de Bristol llegaron a Bilbao y estallaron sus cimientos. Hicieron al publico enloquecer en una macedonia de riffs energéticos, un directo impecable y un público totalmente entregado. El BBK Live no es un festival que se caracterice por su violencia y sus pogos, pero a algunos nos gusta un poco de contacto en la magia del directo y los británicos consiguieron agitar al público del BBK. Un concierto que terminó con un público con una sonrisa en la cara y cubierto en cerveza. Una auténtica maravilla haber podido disfrutar de IDLES en el Bilbao BBK Live.

© Oscar Tejeda

 

Hemos dicho que esta lista se componía de tres ganadores, pero no podemos pasar por alto al Basoa como cuarto nombre a añadir a la lista. No es un artista, ni es un escenario. Basoa es la propuesta techno del festival. Un espacio en medio de un bosque donde los arboles, la gente y la música se unen creando una masa homogénea y viva que late colectivamente. Basoa fue un regalo para aquellos a los que les gusta volver a casa con el sol saliendo, para los que aun tenían energía al terminar sus artistas favoritos en los otros escenarios.

© Tom Hagen

 

Quizás también deberíamos destacar algunos perdedores. Grupos que prometían mucho y decepcionaron a un público que realmente quería algo más. Sleaford Mods actúan en directo con Jason Williamson al micrófono y Andrew Fearn detrás de un ordenador. Siempre lo han hecho así, pero verlo en directo es de alguna manera decepcionante. El público supuraba más energía de la que el duo británico conseguía extraer y demasiado a menudo la actuación parecía un karaoke a las cuatro de la mañana en lugar de ser la actuación que muchos esperaban ver.

© Óscar Tejeda

Los otros grandes perdedores son The Good, The Bad & The Queen. La superbanda liderada por Damon Albarn (Blur y Gorillaz), Paul Simonon (The Clash), Tom Song (The Verve) y Tony Allen (Africa 70). El problema es que cuando llegas a un escenario con una unión de este calibre las expectativas son muy altas. Y cuando las expectativas son tan altas los resultados suelen decepcionar. Y al final es un error inevitable que tendemos a repetir una y otra vez. The Good, The Bad and The Queen dieron un concierto lleno de altibajos, como un motor que no termina de arrancar a pesar de el grandísimo talento musical que había sobre el escenario.

 

El Bilbao BBK Live posiblemente sea uno de los mejores festivales de toda Europa. A nivel organizativo ganan por goleada a la gran mayoría de festivales. Las colas y esperas no son excesivamente largas en ningún momento. Tras años de festival no hay duda de que la organización sabe lo que hace en todo momento y se presta atención a todos los mínimos detalles. Y no se podría terminar un artículo sobre el BBK Live sin hablar de su zona de camping: césped, vistas privilegiadas, duchas con agua caliente. La zona de camping del BBK es la envidia de las zonas de camping de cualquier festival.

 

El Bilbao BBK Live es uno de esos festivales que el domingo, cuando estás recogiendo la tienda de campaña y peleándote por meter todo lo que has traído en sus recipientes originales ya estas contando los días que quedan para la edición del próximo año. ¿Qué nos deparará el cartel del Bilbao BBK Live 2020? Por ahora son todo incógnitas pero estaremos aquí para contároslo.

 

Texto original de Jon Baldwin Quintanilla / Imágenes cedidas por el Bilbao BBK Live

Comments

comments