Inicio Conciertos y Live Funambulista vuelve al Wizink Center sacando su lado más salvaje

Funambulista vuelve al Wizink Center sacando su lado más salvaje [Crónica + Galería]

Hay quien dice que el mejor plan para un domingo frío de enero es de sofá, manta y película. No vamos a juzgar las preferencias de nadie, pero claro está que si me das a elegir entre eso y el calor humano que desprende estar rodeada de miles de personas en un concierto, tardo bien poco en ponerme las mejores deportivas, las más adecuadas para saltar con cada canción. Y si encima me dices que el concierto es de Funambulista la duda no hace la más mínima presencia.

Pues así fue el pasado domingo 15 de Enero, donde Funambulista daría comienzo a la gira Animal en el Wizink Center de Madrid. Eso sí, previamente saldrían Malafé al ritmo de «Ciencia ficción» para empezar a dar calor a todos los presentes. Con su sonido funk, de letra pegadiza y animada, raro era visualizar a alguien que no se le escapase sin ser consciente un contoneo de cuerpo o pie travieso al son de la música.

Temperaturas casi de bajo cero en la capital, muy lejos de la realidad que sucedía simultáneamente en el recinto. La imagen de una selva junto a las palabras «Animal» y «Funambulista» que formarían parte de la escenografía durante todo el show que daría Diego Cantero acompañado de Tato Latorre, Alejandro Martínez, Francesco Severino y Sergio Bernal.

«Bienvenido, y gracias por darle sentido» sería de las primeras estrofas que darían comienzo a la noche. Que forma más adecuada y bonita de decir a todos que sin ellos no sería posible estar encima de ese tan ansiado escenario que Funambulista llevaba sin pisar desde 2020.

Para sorpresa de todos no fueron los únicos que pasaron por el, el cuarto tema fue el regalo retrasado de reyes para muchos. Diego invita a David Otero para cantar «Una foto en blanco y negro». Al final tuvimos suerte y todo fue a mejor, ya que sin haberse bajado aún David del escenario Diego llama a Despistaos (Daniel Marco y Krespo) para dar comienzo al que sería uno de los momentos más álgidos. Funambulista, David Otero Y Despistaos cantarían «Física o Química», menos mal que había pasarela, era más que necesaria para que los tres vocales se situasen entre los focos y dejar a todos con la boca abierta o bien con un microinfarto.

El concierto avanza, la gente ya lo había dado todo y aún quedaban muchas canciones con las que dejarse la voz. Como por ejemplo «Ya verás» la cual cantaría acompañado como de costumbre de Andrés Suarez. De verdad que no hay quien se canse de ver este dueto.

Después de tanta compañía Diego decide quedarse a solas en el escenario con Alejandro Martínez, pero no sin darle paso a Marino Saiz. Se hace el silencio y empieza a sonar «Solo luz». Hay que presenciar al menos una vez en la vida la voz a capela junto al violín de ese tema, sin duda alguna el momento más bonito de todo el show.

Tampoco faltó la actuación de Luis Ramiro con su canción «Annie Hall» y Marwan con «Como hacer que vuelvas», dos clásicos del panorama nacional que son preciosos.

Recta final de la noche, aunque esta pasase muy rápido había que parar el tiempo y apreciar por primera vez en directo las canciones que formaban parte del nuevo disco como «El animal» y «La bohemia», canciones con las que absolutamente todo el público bailó y disfrutó.

Momento de los bises, huele a despedida, nunca es fácil decir adiós. Sino que se lo digan a aquel murciano que hace casi 10 años compuso una de las canciones que podría ser la banda sonora de muchas historias de desamor, con la cual decidió poner fin. Solo añadir que el Wizink tenía voz propia y decía: Quiero que vuelvas.


Comments

comments